Información sobre la discografía

Una discografía es una prueba en la cual se inyecta un medio de contraste en el centro de un disco de la columna.

Los discos son como almohadillas esponjosas entre los huesos (las vértebras) de la columna. Actúan como amortiguadores para la columna y ayudan a mantener la flexibilidad.

El medio de contraste es un tipo de líquido que se ve en las radiografías. Esto permite que el proveedor de atención médica determine si el disco tiene aspecto normal o no. La prueba puede reproducir el dolor de la pierna o espalda. Esto permite que el proveedor descubra qué disco es el que está provocando los síntomas. Con frecuencia se realiza cuando se están considerando determinados tratamientos para el dolor, como la cirugía. Como parte de la prueba, se toma una imagen del disco. Esta imagen muestra dónde y de qué forma está dañado el disco.

Riesgos y complicaciones posibles

Todos los procedimientos tienen algunos riesgos. Su proveedor de atención médica conversará sobre esto con usted. Algunos de los posibles riesgos o complicaciones de la discografía incluyen lo siguiente:

  • Sangrado

  • Infección

  • Daño en los nervios

Preparación para la discografía

Para garantizar su seguridad y el éxito de la prueba, dígale al proveedor de atención médica si le aplica algo de lo siguiente:

  • Está embarazada o sospecha que pueda estarlo.

  • Tiene problemas de sangrado.

  • Toma medicamentos que diluyen la sangre (anticoagulantes) u otros medicamentos, que pueden ser aspirina, hierbas o suplementos vitamínicos.

  • Tiene algún tipo de alergia.

  • Estuvo enfermo recientemente o tiene alguna afección crónica.

Prepárese para la prueba tal como le hayan indicado. Asegúrese de hacer lo siguiente:

  • Deje de tomar medicamentos, hierbas y suplementos antes de la prueba según le haya recomendado su proveedor de atención médica.

  • Siga las indicaciones que le den sobre no comer o beber antes de la prueba.

  • Pida que alguien lo lleve a casa después de la prueba.

El día de la discografía

Llegue temprano a su cita, para tener suficiente tiempo para registrarse. Tendrá que firmar un formulario de consentimiento donde declare que se le ha explicado la prueba. Si tiene preguntas, asegúrese de hacerlas antes de firmar este formulario. La visita puede durar varias horas.

Durante la prueba, tendrá que acostarse boca abajo o de lado en una camilla. Es posible que le den un medicamento por vía intravenosa para ayudarlo a relajarse. El proveedor de atención médica limpia la parte baja de la espalda y cubre la zona con paños estériles. Se adormece la zona con medicamentos. El proveedor coloca una aguja en cada disco que se analiza. Luego el proveedor inyecta una solución de contraste en uno o más de los discos de la columna. Se toma una imagen del disco. El proveedor podría analizar más de un disco. Esto es para poder comparar los resultados de las 2 pruebas y encontrar la causa del dolor.

Una inyección en el disco causa dolor, pero tenga presente que esto ayudará a su proveedor de atención médica a diagnosticar su afección. El proveedor le preguntará cuánto dolor siente y si es igual al dolor que tenía antes. El dolor puede ser peor que el dolor que siente habitualmente en la espalda. Asegúrese de informarle al proveedor de atención médica cómo se siente.

Es posible que le den calmantes para el dolor después de la discografía. Puede que también le hagan una tomografía computarizada. Esta prueba de diagnóstico por imagen revela más información sobre el disco. El proveedor le dirá cuándo sabrá los resultados de la prueba.

Objetivo de la prueba

La discografía puede ser dolorosa, pero puede darle al proveedor de atención médica información fundamental que ayude a planificar su tratamiento.

Después de la discografía

  • Pida a un amigo o familiar adulto que lo lleve a su casa después de la prueba.

  • Beba abundante cantidad agua para ayudar al cuerpo a eliminar el medio de contraste.

  • Descanse el resto del día, tal como se lo hayan indicado.

  • Si le da dolor de cabeza, recuéstese sin almohadas.

  • Tal vez sienta más dolor que de costumbre hasta 5 días después de la discografía. El proveedor de atención médica puede recomendarle medicamentos que lo ayuden a aliviar el dolor. Si el aumento del dolor dura más de 5 días, avise al proveedor de atención médica.

  • Entumecimiento o debilidad a corto plazo

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato ante cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Dolor que empeora en la espalda o las piernas

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según le indique su proveedor

  • Escalofríos

  • Adormecimiento, hormigueo o debilidad en las piernas

  • Dolor de cabeza que persiste por 2 días o más

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.